El vidrio templado es un tipo de vidrio de seguridad, procesado por tratamientos térmicos o químicos, para aumentar su resistencia en comparación con el vidrio normal.

Beneficios

La resistencia del vidrio templado es mucho mayor, su resistencia a la flexión equivale de 4 a 5 veces la del vidrio regular, la resistencia térmica aumenta de 60°C a 240°C, de ahí su uso para puertas de hornos y refrigeradores, en caso de romperse, debido a su tratamiento, este vidrio se despedaza en pequeños trozos menos peligrosos que los picos y astillas en las que se rompe un vidrio simple.

Tiene gran versatilidad, el vidrio templado puede utilizarse de manera segura para una mesa de centro en la sala, una repisa, la puerta de la estufa, o bien como barandal en una terraza, como cubierta en una galería o como muro perimetral en un edificio.

Elegancia y amplitud: el vidrio templado en casa ofrece un grado de elegancia y distinción que no se logra con ningún otro material. La transparencia del material al utilizarse como separador de espacios en el interior o como mobiliario decorativo permite una sensación de amplitud y luminosidad en el espacio.

- En superficies del mobiliario: adquiere propiedades estructurales ya que su resistencia permite usos diversos como utilizarse de superficie (para mesas, repisas, barras). Como separador y muro: ventanales, muros de cristal. Como cubierta: techos en tragaluces o cubiertas de terrazas y galerías. Como protección: también se utiliza en los vidrios de los automóviles, para puertas, parabrisas y todas las partes de vidrio de la unidad.